Cátedra Latinoamericana

Hugo Chávez

Discurso ante la marcha popular en respaldo a su gobierno

Domingo 13 de octubre de 2002.

Presidente Chávez: ¿Qué es lo que ustedes están pidiendo?

¿Cómo?

¿Está el ministro Vargas por ahí?

Ministro Vargas: Cadena nacional, ordénela inmediatamente. Cuando estemos listos me avisa para comenzar, mientras tanto me tomo un café y brindo por Venezuela.

¡Viva Venezuela! ¡Viva la democracia! ¡Viva el pueblo! ¡Viva Bolívar! ¡Viva la revolución bolivariana! ¡Qué vivan ustedes!

Cuando estemos listos me avisan. Vamos a dar un mensaje a la nación desde aquí, a toda Venezuela en cadena nacional de radio y de televisión, un mensaje no solo para los que están concentrados aquí en la avenida sino un mensaje para toda Venezuela.

¿El Ministro de Infraestructura está por aquí?

Verifíqueme usted de inmediato que los canales respeten la cadena nacional. Si la irrespetaran ¿está el presidente de Conatel por allí, Jesse Chacón? Si algún canal irrespeta usted le tumba la señal. Me informan que estamos ya en cadena nacional de radio y televisión.

Un saludo a toda Venezuela. ¡Viva Venezuela! ¡Viva la República! ¡Viva la Constitución Bolivariana!

Protocolo: Esta es una transmisión del Ministerio de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela y la Red Nacional de Radio y Televisión.

Presidente Chávez: [canta el Himno Nacional].

¡Venezuela! ¡Viva el pueblo bolivariano! ¡Viva la Constitución Bolivariana! ¡Que viva la Revolución Bolivariana! Verdaderamente que esto se desbordó, tenemos un pequeño problema: no sabemos aquí. Ese es nuestro problema que no cabemos. Yo convoqué... Primero que nada debo decirles que hace apenas una semana, menos de una semana convocamos, tres días hace que convocamos a una marcha para conmemorar los seis meses de aquel día glorioso en el cual el pueblo venezolano escribió una página que no se borrará jamás en los anales de nuestra historia. Hoy domingo 13 de octubre, bendito sea este mes de octubre, bendito sea este pueblo. ¡Qué grandes son ustedes verdaderamente! ¡Yo me arrodillo ante el pueblo venezolano, le beso la mano al pueblo venezolano, le lavo los pies al pueblo venezolano, cada día amo más al pueblo venezolano! ¡Qué bravío pueblo! ¡Qué grande pueblo, qué inmenso pueblo!

Ahora bien, desde aquí desde la avenida Bolívar podemos estar viendo, aquí están mi binóculos, vean ustedes, sigan con las cámaras de la cadena nacional, a través del canal de televisión de Venezuela, Venezolana de Televisión, el Canal 8, saliendo al aire para toda Venezuela, vean.

Nosotros no estamos aquí haciendo trucos de cámaras, nosotros no estamos aquí montando imágenes viejas con imágenes del día de hoy, nosotros no estamos engañando a la gente, vean pues, el que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga. Querían acaso una pequeña, porque esta es una pequeña demostración, para nosotros es pequeña, de lo que este pueblo es capaz de hacer. Aquí está la avenida Bolívar desbordada de monte a monte como el Apure, como el Arauca, como el Orinoco en pleno invierno.

Por allá está la avenida, ¿cómo se llama la avenida? Pero vean ustedes, ¿ustedes pueden ver allá la avenida México, es esa, no? Perdón, esa es la avenida Universidad, miren como está, la avenida Universidad, allá vean, yo con el binóculo puedo ver un poco mejor, el que tenga, allá... ¡Saludos hermanos, los que están en la avenida Universidad! Esto aquí es La Hoyada, pero miren cómo está, todo los espacios de La Hoyada desbordados de gente. Allá ¿cómo se llama todo ese parque? ¿Cómo se llama? El Paseo Vargas está que no cabe allá en las áreas verdes, ustedes pueden verlo, enfócame las cámaras, enfócame las cámaras para que Venezuela y el mundo vean, el que tenga ojos vea y el que tenga oídos, oiga. Miren, encima de los árboles, sobre los postes de la luz, tengan cuidado muchachos, agárrense bien allá, ah; con la bandera en alto vean como está la gente, y allá al fondo, ¿cómo se llama el elevado aquel?, el elevado del Teresa Carreño está hasta los tequeteques. Me dicen que detrás de la tarima. No, y más allá, es hasta donde podemos ver, en la curva, en el parque de Los Caobos hay gente, detrás aquí en el Centro Simón Bolívar hasta la plaza O’Leary hay gente, creo que aquella columna llega hasta casi el Puente Llaguno, casi al Palacio de Miraflores, el Palacio del Pueblo. Ah, pero miren por aquí, ah ¿esto aquí cómo se llama?, la avenida Fuerzas Armadas, mira, es la gente que no pudo entrar porque no cabe aquí.

Miren, yo para caminar aquí diez metros, diez metros no podíamos caminar, estábamos trancados aquí, para recorrer la avenida en el vehículo desde allá, veníamos desde la Plaza Venezuela y todo eso gente por todas partes, mucha juventud. ¿Dónde están los jóvenes? Todos somos jóvenes, todos. Esa pregunta, esa no se puede hacer porque hasta José Vicente levanta la mano. Mira ¿dónde está?, muchas mujeres. ¿Dónde están las mujeres? Muchos hombres ¿dónde están los hombres? No quiero creer que los hombres gritan más duro ahora que las mujeres. ¿Dónde están las mujeres, pues? ¿Y dónde están los hombres? ¿Y las mujeres? ¿Y los niños? ¿Los indígenas? ¿Los campesinos? ¿Los profesionales? ¿Los estudiantes?

¡Qué vivan los estudiantes! ¡Qué vivan los campesinos y las campesinas! ¿Los trabajadores dónde están, las trabajadoras? ¡Qué cosa tan extraordinaria!

Yo verdaderamente estoy...

¿Ah? ¿Qué es eso? ¿Qué dicen ustedes allá? ¿Dónde están los niños?

Mira como están los niños, que Dios los bendiga. ¿Dónde están los revolucionarios? Vamos a enviarle un grito de saludo a Venezuela ¿Dónde están los revolucionarios? Vamos a hacer la marea a ver hasta dónde llega, yo creo que viene gente todavía, yo creo que todavía viene gente marchando, es posible, es posible. Saludo al Vicepresidente Ejecutivo de la República y a todos los ministros y las ministras aquí presentes, vamos a darles un aplauso, que estuvieron en la marcha. Saludo a todos los diputados y diputadas revolucionarios que estuvieron en la marcha junto al pueblo. Saludo a los gobernadores, las gobernadoras y a todos los que han hecho posible, los organizadores, vamos a darles un aplauso a los organizadores, pero batieron récord mundial.

Ahora bien, que a nadie le quede duda, pues, de la capacidad de respuesta del pueblo venezolano, que a nadie le quede, pues, dónde es que está la voluntad popular. Que a nadie le quede duda dónde está el alma y el cuerpo del pueblo venezolano, aquí hay solo una demostración de la gigantesca, de la ilimitada capacidad de respuesta que tiene el pueblo bolivariano, de la inmensa capacidad de respuesta ante las amenazas, ante los riesgos y los peligros que se han cernido sobre nuestra joven democracia bolivariana, aquí está la demostración de lo que somos capaces de hacer nosotros los que estamos dispuestos a concretar los sueños de tanta gente y los sueños de tantos años.

El pueblo venezolano está decidido a ser libre y el pueblo venezolano será libre para siempre, no habrá voluntad alguna de imponerse sobre la voluntad popular. Ahora esta respuesta que nosotros damos hay que saberla leer desde diversos ángulos y nosotros aspiramos que quienes andan por allí conspirando contra la democracia bolivariana, quienes por allí andan desesperados conspirando contra la Constitución Bolivariana, los que andan por allí desesperados, algunos llaman a elecciones ya. ¿Ustedes quieren elecciones? Bueno yo, por supuesto que nosotros somos demócratas y yo estoy aquí porque nosotros hemos ganado no sé cuántas elecciones, ya se me olvidó, les hemos dado varios nockouts y en las próximas elecciones les daremos otro nockout más.

De todos modos las próximas elecciones para Presidente serán en diciembre, en diciembre, en diciembre del año 2006 y esas elecciones nosotros también las vamos a ganar. De todos modos nosotros estamos haciendo nuestro trabajo todos los días para consolidar esta democracia y para que el poder popular vaya creciendo como aquí se está demostrando. ¡Cómo ha crecido! Miren, aquí hemos estado nosotros. ¿Cuántas veces ya?, como... en este sitio hemos hecho como ocho, diez grandes concentraciones, cerrando campañas electorales y hemos hecho convocatorias y esfuerzos gigantescos. Ahora esta concentración... no estoy exagerando porque hay algunos que por el optimismo tienden a exagerar. No, yo no estoy exagerando, vean ustedes, el que tenga ojos pues que vea, esta es la concentración más grande que yo he visto aquí en la avenida Bolívar desbordada hasta la avenida Universidad, la avenida Fuerzas Armadas, la avenida Urdaneta, la plaza O’Leary, el parque Los Caobos y la Plaza Venezuela.

Una respuesta del pueblo bolivariano ante las amenazas, una respuesta del pueblo bolivariano ante el chantaje, una respuesta del pueblo ante el golpismo desesperado, una respuesta del pueblo bolivariano ante el fascismo enmascarado de democracia porque los que piden elecciones ya y pusieron aquí, bueno ellos tenían la tarima creo que más allá, no exactamente aquí la tenían, no, tenían la tarima un poco más allá y no lograron llenar esta avenida, no la llenaron, solo que hicieron trampa con las imágenes de televisión y tomaron otras imágenes, rellenaron espacios para dar la impresión falsa de que tenían esta avenida llena. Hoy sí está llena y no solo llena la avenida, desbordada por el norte, por el sur, por el este y por el oeste. ¡Epa! A mí se me olvidó la ola vale, la ola. ¿Estamos listos para una ola?

Multitud: ¡Síiiiiiiiiiiiii!

Presidente Chávez: Vamos a ver, preparados para la ola. Cuando yo baje la boina comienza la ola de aquí para allá. A la una, a las dos y a las tres. ¡Allá va la ola! ¡Vamos! ¡Dale! ¡Mira, mira, mira! ¡Dale! ¡Qué impresionante! Allá va, allá va, allá va. Se pierde de vista, se pierde de vista. Muy bien. Ahora de allá para acá. ¡Allá, los que están en el elevado del Teatro Teresa Carreño! ¿Allá me están oyendo? Sí me están oyendo. Cuando baje la boina que arranque la ola bolivariana de allá para acá. A la una, a las dos y a las tres. A ver. A ver, a ver. No, se perdió la ola, no vino. ¡Allá viene, allá viene! ¡Allá viene! ¡Ahí, ahí! ¡Dale, dale! ¡Allá viene la ola, mira! Más de un minuto de ola. ¡Dale! ¡Eeeey! Y por allá, que dé la vuelta, ahora va a dar la vuelta por la avenida Universidad. Es impresionante. Por eso hay que decir aquí: ¡Viva Venezuela! ¡Y viva el pueblo bolivariano!

Este 13 de octubre en esta multitudinaria concentración de varios millones de personas, aquí no hay menos, no hay menos de dos millones de personas aquí para hacer una cifra conservadora pero ¿quién puede contar esto? Miren para allá, miren para acá, aquí pudiera haber hasta más de 3 millones de personas, pero es imposible, además ustedes vean cuántos de ustedes están por metro cuadrado, estamos apiñonados pues que uno no puede ni caminar y plena la avenida y plenas las inmediaciones y los parques y las bocacalles y los postas y las azoteas y todos los espacios es una verdadera marea popular, marea popular, respuesta popular. Un día como hoy hace seis meses el pueblo venezolano, ustedes y todos o muchos de los que nos están viendo por televisión y oyendo por radio a quienes saludamos desde aquí con todo nuestro cariño, todo nuestro respeto y todo nuestro afecto; a todos los venezolanos les damos un saludo de hermandad, de fraternidad y de paz y de armonía. Un día como hoy hace seis meses ustedes cumplieron una jornada heroica, un día como hoy hace seis meses ustedes fueron capaces de barrer una tiranía, de barrer un gobierno tiránico, de barrer la dictadura, de barrer el fascismo de las élites privilegiadas de siempre dando una lección no solo para Venezuela sino una lección para la América toda y para el mundo todo. ¡Qué día glorioso aquel!

Yo quiero que nosotros aquí elevemos una plegaria a Dios Todopoderoso por aquellos venezolanos que perdieron la vida aquellos días de abril, que pidamos por el descanso de su alma pero que al mismo tiempo nos aprestemos a seguir luchando por lo que ellos defendieron para hacer realidad los sueños de todos, para que se imponga al final la vida, la victoria, la paz y el futuro; rindamos tributo pues a los mártires de abril, a los mártires del pueblo y a todos los que cayeron aquellos días en los cuales las élites, la oligarquía, echó a rodar un plan macabro, fascista y golpista, porque esa oligarquía fascista no termina de aceptar una realidad, esa oligarquía fascista no termina de aceptar a un pueblo noble como el pueblo venezolano, a esa oligarquía fascista la saca de quicio saber que por fin el pueblo es gobierno hoy en Venezuela, que después de muchos años el pueblo ha recuperado su papel de batalla, su protagonismo construyendo el presente y el futuro de todos.

Un día como hoy hace seis meses ese fascismo golpista se llevó una lección, ellos pensaron que el pueblo venezolano se quedaría cruzado de brazos ante el gobierno dictatorial que habían instalado, ellos pensaron que el pueblo venezolano se quedaría en su casa resignado a volver a la situación anterior donde el pueblo fue irrespetado, excluido y humillado, pero se llevaron la sorpresa de su vida así como hoy, seis meses después aquí está el pueblo, así hace seis meses el pueblo salió por todas las calles y por todos los caminos a decir a los fascistas que Venezuela le pertenece al pueblo venezolano y además, así como el pueblo salió y ocupó todos sus espacios en aquella jornada memorable patriótica revolucionaria y democrática hace seis meses; así como hoy el pueblo venezolano salió, marchó, plenó los espacios y desbordó esta avenida y sus inmediaciones, asimismo que lo sepan los golpistas, asimismo que lo sepan los oligarcas, asimismo que lo sepan los fascistas: este pueblo está listo para salir de nuevo el día que sea necesario a defender su democracia y a defender su revolución.

Así que, que no se equivoquen pues cada bolivariano hoy, cada bolivariana hoy, sea cual sea el rol —óiganme todos— que le toque jugar o que esté jugando en este momento, desde el Presidente de la República, el Vicepresidente, gobernadores, gobernadoras, alcaldes, diputados, diputadas, buhoneros, campesinos, estudiantes, amas de casa, empresarios, porque también la revolución tiene empresarios, porque hay un grueso sector del empresariado que apoya esta Constitución y este proyecto constitucional, pero lo que quiero decirles es que todo venezolano y no solo nosotros los revolucionarios, este mensaje va dirigido a todos los venezolanos, los nacionalistas, los revolucionarios, los bolivarianos, los cristianos, los católicos, todo aquel que tenga un corazón que le palpite, todo aquel que ame a Venezuela, todo aquel o toda aquella que tenga conciencia del momento que estamos viviendo, no tiene otra alternativa sino estar listo todos los días y todas las noches para defender como haya que defender esta Constitución Bolivariana y esta democracia bolivariana.

Por primera vez en 200 años el pueblo recupera su protagonismo y eso es un carácter fundamental del proyecto del libro azul que contiene la Constitución revolucionaria, nosotros por decisión de la mayoría hemos escogido el camino de la revolución pacífica, nosotros por decisión de la mayoría hemos escogido el camino de una revolución democrática, las minorías que hegemonizaron el poder político, que hegemonizaron el poder económico y que cuentan todavía y seguramente contarán porque nosotros no tenemos planes para irrespetar el poder que tienen, a menos que ellos irrespeten el poder constitucional y el poder del pueblo, pero esas élites que hegemonizaron el poder, que tuvieron todo el poder y que hicieron de Venezuela lo que ellos quisieron durante medio siglo, no terminan de aceptar que ahora sí hay una democracia plena en Venezuela, no la que ellos llamaron democracia durante 40 y tantos años, que era una democracia de élites, una democracia de minorías, una democracia sin pueblo no es democracia; el que quiera ver la democracia que venga a ver aquí la avenida Bolívar hoy 13 de octubre de 2002, que venga a ver para que vea la democracia verdadera, para que vea el amor de un pueblo, porque esa es otra cosa que tenemos que decirle al mundo hoy desde aquí, a nosotros no nos mueve el odio contra nadie, a nosotros nos mueve el amor por los demás, a nosotros nos mueve el amor supremo por nuestra patria, en el corazón de un revolucionario, en el corazón de un bolivariano, de una bolivariana no caben el odio ni la mezquindad, lo que cabe es la grandeza y este pueblo lo que hace es amar y luchar por lo que ama.

Ahora a esas minorías privilegiadas, a esas minorías desesperadas que vinieron aquí hace unos días a amenazarnos. Yo estoy amenazado pues, si no renuncio antes del miércoles —hoy es domingo, lunes, martes, miércoles... me quedan tres días. ¡Qué miedo tengo! ¿Ah? Me quedan tres días, habría que decir primero que perro que ladra no muerde, como dicen allá en mi pueblo.

Multitud: ¡Chávez los tiene locos, Chávez los tiene locos!

Presidente Chávez: ¿Quién inventó eso? ¿Quién inventó eso? ¿El pueblo? El pueblo inventó esa canción. ¿Cómo es la canción?

Multitud: ¡Chávez los tiene locos, Chávez los tienen locos!

Presidente Chávez: Bueno, en verdad hay algunos, hay algunos que uno los ve por ahí en televisión todos los días o algunas, o «argunos», como dicen los orientales, o «argunas», que uno los ve en televisión o en la calle y de verdad que pareciera que si no están, si no son, parecen, al borde de la locura, como para psiquiatría. Yo más bien les recomiendo que tengan paciencia, que tengan calma, por su propia salud y la de su familia y la de todos, han entrado algunos en un desespero tremendo. Ahora aquí vinieron a amenazarnos pues, es decir que si yo no renuncio entonces el lunes próximo van a parar el país.

Multitud: ¡Noooo!

Presidente Chávez: Habrase visto, habrase visto. Bueno yo, déjenme decirle algo. Yo renuncio.

Multitud: ¡Noooo!

Presidente Chávez: «He renunciado a ti no era posible, fueron vapores de la fantasía» —poema de Andrés Eloy Blanco, «La Renuncia». «He renunciado a ti no era posible». Yo renuncio, pero ¿saben a qué renuncio yo y les pido a todos que renunciemos?, ¡que renunciemos como yo he renunciado, como renuncio hoy definitivamente y para siempre a cualquier mínima posibilidad de traicionar la esperanza y el amor del pueblo bolivariano de Venezuela! ¡Renuncio pues! ¡Renuncio!

Multitud: ¡No volverán! ¡No volverán! ¡No volverán!

Presidente Chávez: Renuncio también, renuncio, renuncio como líder de este proyecto bolivariano a cualquier posibilidad de derrota, renuncio a la derrota, renuncio a cualquier posibilidad de retroceso, renuncio a cualquier posibilidad de negociar la dignidad del pueblo a espaldas del pueblo porque la dignidad no se negocia, la democracia no se negocia. Renuncio a cualquier posibilidad de negociar la Constitución de Venezuela porque la Constitución no se negocia. Renuncio a cualquier posibilidad de negociar los principios fundamentales de la vida porque la vida no se negocia. A eso renuncio, y pido a todos que renunciemos a todo eso. No hay vuelta atrás, no hay derrota, no se negocian la Constitución ni los principios. Lo que viene en adelante ahora terminando el 2003, el 2002 y empezando el 2003 es la profundización del proceso revolucionario y la expansión más allá, buscando los límites señalados por la Constitución, buscando las profundidades señaladas por la Constitución Bolivariana, a eso que he dicho renuncio.

Ahora de todos modos la amenaza está planteada.

Yo debo marcharme mañana por la noche, me voy, me voy, mañana debo salir a Roma. He sido invitado y esto lo que es es un reconocimiento no a mi persona, yo soy un veguero de Sabaneta, ustedes saben. Es un reconocimiento al pueblo venezolano, es un reconocimiento a la posición digna que Venezuela viene ocupando en el mundo. En Roma, la Ciudad Eterna, tendrá lugar esta semana una Asamblea Mundial de Alimentación, el tema de la alimentación en el mundo es un tema vital, el tema de la soberanía alimentaria de los pueblos es un tema vital porque la desnutrición sigue azotando a los pueblos pobres del mundo y porque el gobierno venezolano precisamente a través de la revolución ha comenzado a luchar contra el hambre y la desnutrición y el mundo así lo reconoce, entonces me han pedido que sea el orador de orden el día martes en la Asamblea Mundial de la Alimentación en la ciudad eterna. Y además como yo lo que hago es trabajar, trabajo, trabajo y más trabajo, voy aprovechar para ese mismo día reunirme con el Primer Ministro italiano y con unos empresarios italianos que quieren venir a invertir en Venezuela porque Venezuela es un país serio, con un gran potencial económico de los más grandes potenciales que tiene país alguno en el mundo entero y voy a reunirme con sectores empresariales y voy a reunirme también con sectores de banca privada de Italia, en la República Italiana y allá mismo haremos alguna actividad con medios de comunicación, una rueda de prensa con periodistas no solo de Italia sino también de Europa y de otras partes del mundo, eso será el día lunes, así que me quedarán, ya se fue el lunes, me queda martes y me queda miércoles.

El día martes estaremos, Dios mediante, en París, la capital de Francia, en una reunión de trabajo con el presidente de Francia, el presidente Chirac y ese día martes también en Francia me reuniré con un conjunto de empresarios franceses que ya tienen inversiones en Venezuela y otros que quieren venir a invertir y además también una reunión de prensa y de medios de comunicación, eso será el día martes, ya me quedará un día, queda un día: lunes, el martes.

El miércoles estaremos en Oxford, ciudad de Inglaterra, donde he sido invitado a la universidad de aquella ciudad en Oxford a dar una conferencia en un seminario mundial sobre derechos humanos y allá se van a reunir expertos en derechos humanos de varias partes del mundo para debatir sobre Venezuela y el golpe de Estado de abril en Venezuela, porque aquí hubo golpe, ¿quién puede decir que no hubo golpe aquí?; porque el mundo cada día se va dando cuenta con mayor claridad de lo que en Venezuela acontece, el mundo cada día va conociendo más detalles de ese golpe y todo lo que rodeó el golpe y los acuerdos de las élites privilegiadas de Venezuela, el mundo se sorprende cada día más cuando conoce detalles y yo voy a llevar para allá detalles para mostrarlo en la Universidad de Oxford donde hay estudiantes del mundo entero y profesionales del mundo entero, por ejemplo voy a llevar ese video donde se demuestra que mucho antes de que los francotiradores asesinos apostados por el comando golpista en estas inmediaciones comenzaran a asesinar gente del pueblo, gente venezolana, voy a llevar aquel video en el cual se demuestra que mucho antes de que comenzara la masacre ya los golpistas estaban grabando, ensayando el mensaje que le iban a dar a la nación y ya adivinaban, sería, anunciaban que iba a haber muertos, a las 2 de la tarde ya estaban diciendo que había seis muertos y decenas de heridos y ya sabían que había unos francotiradores. Claro, ¿no lo iban a saber si era parte de su plan? Eso, o de eso tiene que enterarse el mundo y yo voy pues allá a la Universidad de Oxford a llevar más detalles porque hay intenciones en Europa, en varias universidades de Europa hay mucha expectativa sobre lo que pasa en Venezuela, en la sociedad europea, en los medios de comunicación de Europa se están descubriendo verdades y nosotros tenemos que contribuir a que se sigan descubriendo las verdades para que nuestros hermanos europeos conozcan la verdad de lo que aquí ocurrió y de la masacre del 11 de abril y del golpe fascista y la dictadura fascista que instalaron pero que fue barrida en menos de 48 horas por este bravío pueblo de Simón Bolívar que aquí está plenando esta avenida y plenando estos espacios.

Luego... Eso será el miércoles, José Vicente ¿Está por ahí José Vicente? Yo voy a estar en Oxford el miércoles, así que de todos modos estaremos pendientes el miércoles porque se vence el plazo del ultimátum que me han dado para renunciar. Vamos a darle una respuesta al ultimátum, respondan ustedes.

Multitud: Noooo.

Presidente Chávez: Bueno, ahora de todos modos estos dirigentes de oposición no terminan de ponerse de acuerdo, con razón ustedes les inventaron esa canción, con razón, ustedes tienen razón, porque eso es para coger palco, digno de un análisis psiquiátrico, sociológico, politológico, científico, ...estos dirigentes de oposición; de todos modos yo también quiero decir algo y estoy seguro de que ustedes van a compartir conmigo esto. Ese sector de la sociedad venezolana que nos adversa y una parte de la cual vino a marchar aquí hace dos días y, bueno, estuvieron aquí creo que no más de una hora y creo que llegaron hasta la mitad de la avenida, esos sectores de la clase media alta o la clase media alta que nos adversa, yo les quiero decir que ellos tienen derecho a adversarnos, yo no pretendo que todo el mundo esté de acuerdo conmigo, no, nosotros los respetamos a ellos, solo que pedimos que nos respeten a nosotros, que respeten al pueblo y sobre todo les pedimos que respeten la Constitución que nos dimos legítimamente.

Pero hay que reconocer que un sector, sobre todo la clase pudiente venezolana, ellos tendrán sus razones las clases medias altas y las clases altas están digamos que adversando el proyecto bolivariano, lo que no pueden adversar es la Constitución, allí sí es verdad que no tienen derecho porque el pueblo venezolano se caló durante más de 40 años la Constitución que ellos aprobaron en 1961, el pueblo venezolano respetó esa Constitución que ellos tampoco respetaron; esta Constitución aprobada por el pueblo, el pueblo exige que la respeten a todos los sectores de la comunidad venezolana, de la sociedad venezolana, es una obligación.

Queremos vivir en paz, respetemos la Constitución, respetemos al otro, respetemos a la otra, me sumo al llamado a la unidad nacional respetando las diferencias entre nosotros; respeto a los que difieren de mí. Incluso no les pido que me respeten a mí, qué importo yo, solo les pido, les exijo que respeten la Constitución, que respeten las leyes venezolanas y sobre todo que respeten a la gran mayoría que está apoyando este gobierno bolivariano y apoyando esta Constitución revolucionaria, respeto mutuo.

Ahora a esos venezolanos yo también los llamo a la reflexión, los que pertenecen a esas clases medias altas o altas y que han sido utilizados, han sido manipulados y ya en abril los invitaron a una marcha, los engañaron a una buena parte de ellos, otros no es que están engañados pero hay una parte de ellos que han sido manipulados, les han inyectado veneno a través de las campañas mediáticas y los siguen manipulando. A nombre de sus hijos, a nombre del futuro de todos, a nombre de la paz yo les pido que reflexionen y no permitan que los sigan manipulando las élites perversas que ya destrozaron buena parte de Venezuela.

Es un llamado desde mi corazón, con la mejor de la buena fe a todos los venezolanos, que piensen, que vean y que oigan y que tomen pues sus propias decisiones. Qué triste es que alguien pierda su propia voluntad, triste es que una persona termine siendo arriada como un rebaño. Aquí, todo el que está aquí en esta concentración es consciente de lo que está haciendo, sabe lo que está haciendo y sabe por qué está aquí, todos sabemos por qué estamos; ahora da tristeza ver cómo en la marcha del jueves y la concentración que medio llenó esta avenida, sin embargo, buena parte de esos venezolanos y venezolanas, a quienes estoy enviando este mensaje de paz, de fraternidad y de conciencia, volvieron a ser manipulados, volvieron a ser engañados, solo que ya ellos están dando respuestas, están dando señales de que están pensando por sí mismos y algunos apenas vieron la tarima y los que estaban aquí comenzaron a irse, y esta avenida apenas estuvo medio llena durante una hora, no más, casi dos horas, porque la misma gente que estaba aquí se sintió frustrada, engañada y manipulada una vez más.

Yo les hago un llamado: No permitan que los continúen manipulando.

¿Que adversan a Chávez?

Bueno está bien, eso es válido, solo que no se desesperen porque si se desesperan nosotros no los vamos a dejar que pasen más allá de la desesperación, el pueblo no va a permitir que pasen más allá de su desesperación, que acepten el juego democrático; que si quieren elecciones, sí, cómo no, elecciones podemos hacer ya para revocar el mandato a algunos alcaldes que andan por ahí, eso puede ser ahora mismo. Elecciones podemos hacer ya para revocar el mandato a algunos gobernadores por ahí que traicionaron este proyecto.

Elecciones pudiéramos hacer para sacar a alcaldes que se montaron en el carro bolivariano y cuando llegaron brincaron la talanquera y hoy son traidores del pueblo, traidores a la Revolución. Elecciones ya para ellos sí, alcaldes, gobernadores. Elecciones para enero, para febrero, sí, elecciones para febrero, para revocarle el mandato a un grupo de diputados que están ahí en la Asamblea Nacional y traicionaron la Revolución y fueron elegidos por ustedes y luego los apuñalearon o nos apuñalearon a todos, pero ahí están en la Asamblea Nacional. Esas sí son las elecciones que pudiéramos hacer desde ahora mismo para revocar mandato a gobernadores, alcaldes y después a diputados o diputadas. Ahora de verdad que estos dirigentes de oposición no terminan de ponerse de acuerdo, lo que lanzan es puro piconazo pero no lanzan un strike para uno sacar el bate, puro piconazo. Unos piden elecciones ya, otros piden renuncia ya, otros piden referéndum consultivo ya, otros piden enmienda constitucional ya, otros piden reforma constitucional ya, otros piden golpe ya.

Multitud: ¡Chávez los tiene locos! ¡Chávez los tiene locos!

Presidente Chávez: Verdad que parecen locos. Mire, de verdad, de verdad, verdad, lo que les voy a decir. Si esta Constitución... después de la Biblia esta ¿verdad? Si esta Constitución lo permitiera como en otros países, hay países donde los regímenes políticos son diferentes y las constituciones pues permiten cosas que esta no permite, porque hay regímenes distintos, así como esta Constitución permite cosas que en otros regímenes no son permitidas... Pero yo lo que les quiero decir a todos los venezolanos aquí de esta avenida Bolívar y avenida Universidad y Fuerzas Armadas y plaza O’Leary, Urdaneta, La Hoyada, Paseo Vargas y desbordado todo esto, si esta Constitución lo permitiera yo, si yo pudiera yo lo haría, si yo pudiera yo llamaría a elecciones ahora mismo para derrotarlos una vez más, tengan la seguridad de que lo haría. Ah, pero de repente si la Constitución lo permitiera ¿saben cómo lo haría yo ahorita? ¿Quieren elecciones? Okey, está bien. Vamos a llamar a elecciones en diciembre como algunos quieren para Presidente, si eso fuera posible, para darles otra batuqueada; seguramente saldría Frijolito III, Frijolito IV y ellos empezarían a pelear, a buscar un candidato único y qué sé yo, pero de todos modos los batuquearíamos otra vez, pero yo les diría lo siguiente: ¿Quieren elecciones? Está bien —si yo pudiera. ¡Si yo pudiera! Si yo pudiera convocaría elecciones por adelantado, pero elecciones entonces para 10 años de mandato, por ejemplo. Vamos a unas elecciones pues, y les ganaríamos de todos modos. Ahora ellos también lo saben, ellos también lo saben. ¿A qué se debe que ellos anden ahora con esa consigna de elecciones ya? ¿Ustedes creen que ellos quieren de verdad elecciones ya?

Multitud: ¡Noooo!

Presidente Chávez: No, es una manera, es una manera de enmascararse porque ellos lo que quieren es derrocarme, ellos lo que quisieran es un golpe de Estado, ellos lo que andan tratando es de darnos un golpe de Estado para derrocar el gobierno bolivariano, esa es la verdad, lo que pasa es que no tienen el coraje para reconocerlo e inventaron la fórmula de elecciones ya cuando ellos saben que eso es imposible porque aquí ni el Presidente, ni la Asamblea Nacional ni el Tribunal Supremo ni el Consejo Electoral ni nadie puede llamar a elecciones ya para Presidente de la República. Por tanto esa consigna no es más que una máscara para tratar de esconder el fascismo y el golpismo, pero, como dice la canción:

    El cura de San Juan de Dios
    le dijo a su monigote,
    por más que te tongonees
    siempre se te ve el bojote.

Se les ve el bojote. Se les ve el bojote golpista, no es elecciones lo que ellos quieren ya, ¡mentira!, es golpe lo que quieren. Ahora el asunto está en que querer no siempre es poder. Hay un dicho que dice: «Querer es poder». Pero eso no siempre es así, porque ellos si quieren dar un golpe hay que preguntarles cuándo lo van a dar, cómo lo van a dar y sobre todo con qué y con quién lo van a dar. Si se les ocurriera a esas cúpulas intentar un nuevo golpe de Estado nosotros estamos listos ya, aquí y ahora para responderles popularmente y militarmente como tiene que ser. Que no se vayan a equivocar, que no se vayan a equivocar.

Ahora otros dicen: «No, vamos a sacar a Chávez por un juicio porque en el Tribunal Supremo ya está listo un juicio para meter a Chávez preso».

Mira, yo te aviso, ¿no ves que eso es tan fácil así meter a Chávez preso porque se le ocurra a cuatro oligarcas meterlo preso? Otros dicen: «No, vamos a modificar la Constitución en la Asamblea Nacional para recortarle el período a Chávez y para que termine el mes de enero porque ya gobernó cinco años, cuatro años». Algunos dicen eso: «Vamos a recortar el período a cuatro y entonces le contamos a Chávez desde febrero del 99, entonces sería cuatro años». Y algunos han pensado que recortando a cuatro años yo me tengo que ir en febrero. Ah, bueno, inténtenlo, pues, inténtenlo a ver, de todos modos por ahí hay un poco de abogados estudiando lo siguiente: como a mí me tumbaron, a mí me tumbaron, yo me fui, me sacaron del Gobierno y se interrumpió el Gobierno el día 11 de abril y regresé el 14, entonces algunos están planteando que el período ahora no comenzó en el año 2000 sino que comience otra vez ahora en este año 2002, que comencemos de nuevo. ¿Qué les parece la idea? ¿Están de acuerdo? Bueno eso pudiera ser, vamos a ver qué pasa. Lo que es igual no es trampa porque Carmona fue Presidente, él cree que fue Presidente, pero también Diosdado fue Presidente, Diosdado fue Presidente por cuatro horas y me entregó el poder de nuevo en la madrugada del 14 de abril.

Así que vean ustedes entonces cómo estos dirigentes de oposición no pueden ponerse de acuerdo. Que si renuncie, que si la enmienda, que si la reforma, que si el golpe, que si el juicio, que si un juicio internacional, algunos andan por allá por Europa buscando hacerme un juicio internacional para que me enjuicien por allá y vengan a buscarme y me lleven preso no sé para dónde. Bueno todo eso lo pueden intentar, el juicio, el golpe, no sé qué más, la enmienda... Lo que pasa es que cualquier camino que ellos intenten tendrán que pasar por el pueblo, por la voluntad del pueblo bolivariano que aquí está. Por primera vez en muchos años en Venezuela se vive una realidad en la cual los dueños del poder no son las élites políticas sino es verdaderamente el pueblo porque yo tampoco me siento dueño del poder, no, ustedes son los dueños; el día que ustedes me digan que yo me vaya, yo me voy.

Multitud: ¡Nooooo!

Presidente Chávez: Ese día aceptaría la voluntad del pueblo soberano, pero eso va a ocurrir estoy seguro nunca, estoy seguro que nunca va a ocurrir porque ustedes siempre tendrán a este soldado bolivariano entregado a ustedes, junto a ustedes en el corazón, en el amor, en el alma, en la lucha, en la pasión. De aquí no me arrancará más nunca más nadie jamás, de la profundidad del alma del pueblo bolivariano. No me iré de ahí más nunca, viviré allí para siempre.

Multitud: ¡Chávez! ¡Chávez! ¡Chávez!

Presidente Chávez: Llegué allí para quedarme, no habrá poder, no habrá campaña mediática posible o alguna que a mí me logre arrancar del alma de ustedes, porque en verdad ya yo no soy ni siquiera yo mismo, ya yo no me pertenezco a mí, yo soy de ustedes hoy y para siempre y estaré entregada toda mi vida a ustedes porque ustedes lo merecen, porque ustedes son el pueblo más noble del mundo, porque ustedes son el pueblo más corajudo del mundo y más valeroso del mundo y aquí está la demostración. Ahora, de todos modos ante el menú de opciones que los dirigentes de la oposición han planteado ya hemos, ya las hemos visualizado algunas de ellas, la más inminente es el ultimátum, si no renuncia Chávez el miércoles, el lunes paramos el país. Bueno, párenlo pues, adelante, háganlo. Yo reto a la oposición a que paren el país a ver si es verdad que van a parar a Venezuela, los reto de una vez a que lo hagan, háganlo. Pueden convocar el paro cuando quieran, pero yo tengo la impresión de que como ellos saben que no van a poder parar el país tampoco ni el transporte público ni las empresas fundamentales ni el Metro ni la Siderúrgica, ni el aluminio ni la producción petrolera ni el comercio, bueno porque si algunos comerciantes cierran sus comercios mejor para los buhoneros: venden más, y parece que algunos venden más barato.

Entonces yo también tengo la impresión, o más bien estoy seguro, como se demostró, ustedes saben que nosotros abortamos un golpe de Estado el 10 de octubre, ellos tenían era... El plan verdadero era un golpe, de eso no le quepa la menor duda a nadie, solo que el Gobierno ha retomado la ofensiva y varios días antes de la fecha estimada les dimos nosotros un golpe a ellos, pero un golpe legal, allanando la casa donde vive el Presidente «abortao», un oligarca de fina estampa que ya se creía el Presidente de la Junta de Transición y ya tenía y tenía, no él nada más, dirigentes políticos de los partidos del Pacto de Punto Fijo, el mismo grupito de militares golpistas que también identificados y ustedes ya los conocen hasta por nombre y apellido y que representan una ínfima minoría de la Fuerza Armada porque también hay que decir y ratificar que la Fuerza Armada Venezolana, sus hombres y sus mujeres comprometidos están con esta Constitución y con su pueblo y con su historia y con su dignidad y con el grandísimo papel que junto al pueblo hoy están cumpliendo los militares venezolanos. Por eso desde aquí vamos a mandarles un aplauso caluroso a los soldados de la República, soldados conscientes, soldados del pueblo, soldados de la democracia, soldados de la paz, del Ejército, de la Marina, de la Aviación y de la Guardia Nacional. El aplauso del pueblo para sus soldados que está y estarán con la Constitución Bolivariana, con la paz, con la democracia y el compromiso popular.

Ahora los golpistas tenían el plan listo pero ¿ustedes no se dan cuenta de algo? Yo sé que sí se dan cuenta, los medios de comunicación como que no hubiese sido con ellos, la acción del Gobierno que logró debelar el plan golpista, que logró abortar el golpe de octubre, los medios de comunicación lo pasaron por debajo de la mesa, ni la televisión, lo trataron como si se fuera un atropello del Gobierno, como si fuera una mentira y resulta que tenemos algunos de los documentos que tenía ese grupo golpista y los planes, hasta un mapa; bueno pero ningún medio de comunicación le dio el tratamiento noticioso al menos a aquel éxito tan importante para la democracia y para la paz. Pero debo decirlo aquí hoy a todo el país, el gobierno nacional bolivariano develó un golpe de Estado y abortó el golpe fascista que tenían preparado para el 11 de abril; el esquema era parecido para el 11, para el 10 de octubre quise decir, el esquema era parecido al de abril pero con algunos cambios, lo que pasó fue que la agenda golpista de octubre no pudo tomar cuerpo. Solo se asomó. Algunos militares golpistas salieron a manifestarse, a pronunciarse, aquí trajeron uniformado a un militar golpista y lo pusieron a hablar aquí ante el país llamando a otros militares y había gente aquí que quería irse a Miraflores una vez más y buscar unos muertos, solo que no pudieron hacerlo entre otras cosas por la acción preventiva del Gobierno y los órganos de inteligencia; solo que no pudieron hacerlo porque se impuso también la racionalidad en buena parte de la población que aquí estaba y en vez de aceptar o seguir esos llamados irracionales prefirieron devolverse a sus casas buena partes de ellos frustrados ante esa falta de coherencia y de racionalidad. Ahora ese abortar de un golpe para octubre de esa conspiración no significa que quienes están desaforados buscando esa vía hayan decidido renunciar a ella para siempre, por eso es que este acto —yo lo decía al comienzo— es también una respuesta: Si los golpistas quieren dar un golpe estaremos esperándolos, pues para responderles como haya que responderles. ¡Que no tengan dudas!

Ahora, de todos modos si es que vamos a tomar como referencia el llamado ultimátum de que si Hugo Chávez no renuncia antes del miércoles van a llamar a un paro, bueno que lo vayan haciendo de una vez y vamos a ver quién puede más: si los que quieren parar el país o nosotros los que trabajamos todos los días por el país con honestidad, con seriedad, con patriotismo, con amor a la patria; así que hago un llamado desde hoy a todas las instancias del gobierno nacional bolivariano, gobernadores, gobernadoras, alcaldes, alcaldesas, diputados, diputadas, todas las instancias de Gobierno a que trabajemos articuladamente con los trabajadores, con los verdaderos trabajadores, dirigentes sindicales, no los que se autoproclaman dirigentes sindicales y lo que tienen es una mafia sindicalera desde hace mucho tiempo; verdaderos dirigentes sindicales, vaya hasta ellos nuestro respeto los que han sido elegidos de verdad por los trabajadores en elecciones de base de los sindicatos y estoy segurode que la gran mayoría de los trabajadores venezolanos le está diciendo desde ahora mismo no al paro fascista, no al paro golpista.

No van a poder. Los trabajadores petroleros, los trabajadores del transporte, los trabajadores de las siderúrgicas, del aluminio, de las empresas básicas, los trabajadores del sector público, de la educación, de la salud; los trabajadores y servidores públicos, los buhoneros, los comerciantes, estoy seguro de que no le van a hacer caso al llamado al paro golpista y fascista, porque detrás del paro o del llamado a paro lo que está es el mismo bojote. [CANTANDO]: ¡Por más que te tongonees siempre se te ve el bojote! No es paro en verdad, es el mismo plan golpista, pero de todos modos si es que llaman al paro nosotros vamos a derrotar el paro como ya lo derrotamos en abril, porque en abril tampoco lograron parar el país. Pero ahora van a recibir una derrota mucho más aplastante y les vamos a demostrar que los trabajadores venezolanos no nos dejamos manipular por cúpulas traidoras y sindicaleras, le vamos a demostrar dónde está el espíritu de la clase obrera venezolana. Y es que si se les ocurre enmascarar detrás del supuesto paro una vez más un intento de golpe ya lo he dicho, estamos listos pues también para volverlos a derrotar, para volverlos a barrer en ese terreno.

Preparémonos, pues, compatriotas de Venezuela para cualquiera de estas coyunturas, pero hay algo mucho más importante que quiero decir: Nosotros no podemos permitir que nuestra agenda la hagan los golpistas, nosotros no podemos permitir estar a la zaga del golpismo en actitudes defensivas o dando solo respuestas. No, a veces hay que darla y esta concentración de hoy para conmemorar aquel día memorable de la rebelión popular cívico-militar pacífica y democrática que barrió en 24 horas la tiranía fascista de abril también es una respuesta, porque, ya lo dijimos, conmemoramos la página gloriosa que ustedes escribieron mientras yo estaba secuestrado. Hace seis meses a esta hora yo estaba allá en La Orchila y ustedes estaban en las calles, ya habían retomado el Palacio con los soldados de la patria y el pueblo patriota, ya estaban retomando Fuerte Tiuna los soldados patriotas y el pueblo rodeando a Fuerte Tiuna; en Maracay estaba consolidada la Brigada de Paracaidistas y el pueblo de Maracay y en toda Venezuela ya se respiraba el olor a victoria popular y ya los golpistas salían corriendo dejando como se dice en criollo el pelero, dejaron el pelero; ya estaban corriendo de sus madrigueras y el pueblo, como hoy, se había desbordado por todas partes, por eso es que yo he dicho cada día: Los amo más a ustedes, pueblo glorioso, pueblo heroico, pueblo grandioso.

Pero no podemos entonces marchar a la zaga de nadie, la agenda nacional la impone el pueblo a través de su gobierno bolivariano; la agenda nacional la impone el pueblo en los distintos espacios donde él reina; la agenda nacional y el ritmo del proceso político tenemos que seguirlo imponiendo nosotros; no podemos permitir entonces y este llamado va especialmente dirigido a los líderes y dirigentes de los distintos partidos, grupos sociales, grupos políticos que apoyan la revolución y va dirigido a todas las instancias de organización popular, de organización social. Yo por cierto hago un paréntesis para hacer un reconocimiento especial a los dirigentes de todos los partidos políticos que apoyan la revolución, el Movimiento V República, el Patria Para Todos, el MAS-MAS Podemos, el Movimiento Electoral del Pueblo, el Partido Comunista de Venezuela, los Círculos Bolivarianos, las Mujeres Revolucionarias Bolivarianas, la Federación Bolivariana de Estudiantes, la Coordinadora Popular de Caracas, la Coordinadora Campesina Ezequiel Zamora, los indígenas bolivarianos, los trabajadores, Frente de Trabajadores Bolivarianos y todos los aliados, porque el esfuerzo que se hizo en estos tres días es casi milagroso, miren el resultado, el resultado de la unión, por eso es que vuelvo a repetirlo, en este momento supremo que estamos viviendo la principal consigna de todos nosotros es la unión, unión, unión, esa debe ser nuestra divisa, mandato de Bolívar: la unión nos hará libres, no podemos permitir la división en nuestras filas, no. Cada día la fortaleza deberá ir creciendo a través de la unión, a través de la organización popular, a través de la organización partidista, a través de la ideología, a través del pensamiento y la acción combinadas, eso es muy importante, muy importante cuajar la organización, incrementar la organización partidista, incrementar la discusión ideológica, incrementar la discusión en torno al proyecto constitucional, incrementar la coordinación y la unidad de todos los factores de la revolución, eso es de supremo interés en estos momentos que estamos viviendo, hermanas y hermanos.

Oigamos a Bolívar desde el fondo de los tiempos: «Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro». Unámonos y seremos invencibles como invencible es nuestra decisión de ser libres. Ahora, miren: Reconozco pues y pido que les demos una ovación a los organizadores de este gran evento revolucionario, un aplauso de reconocimiento a los que han convocado, a los dirigentes, a los líderes de todos los grupos políticos y los grupos sociales bolivarianos patriotas, nacionalistas, revolucionarios. Este es un ejemplo de lo que hace la unidad, veamos y saquemos conclusiones.

Ahora les decía que nosotros debemos estar todos los días en esas labores unitarias de organización, de discusión ideológica, de consolidación de lo que hemos logrado; debemos estar también pendientes de todas estas artimañas de intentos de los adversarios del proceso bolivariano que si los que andan preparando un golpe, que si los que andan pidiendo renuncia, que si los que andan preparando un paro, de todo eso debemos estar atentos. Pero aún así no podemos quedarnos allí, no, nosotros no podemos descuidar, nosotros no podemos centrar toda nuestra atención en acciones defensivas, no podemos permitir que el tiempo se nos vaya concentrados solo en defender la Constitución y la Revolución; a esas acciones defensivas, a esas preparaciones para la defensa hay que acompañarlas necesariamente de la acción ofensiva, por eso es que cuando estamos ya a 13 de octubre y hemos centrado en el último trimestre del año 2002, ustedes recuerdan que a mí se me ocurrió el año pasado proponer, y así lo decidimos, que el año 2002 fuera el año de la consolidación de la Revolución. Pues bien, todo lo que ha ocurrido demuestra que no estábamos equivocados, el año 2002 debemos concluirlo el 31 de diciembre de este año habiendo consolidado los espacios de la Revolución, habiendo consolidado la Constitución Bolivariana, habiendo consolidado el gobierno bolivariano, pero llamo, pues, a que todos pongamos el mayor empeño para continuar profundizando el proyecto constitucional bolivariano, a que todos pongamos mayor empeño, sobre todo quienes tenemos funciones de Gobierno para continuar logrando el objetivo supremo de esta revolución que fue señalado por Bolívar allá en el Discurso de Angostura cuando dijo: «El sistema de gobierno más perfecto es aquel que le proporciona a su pueblo la mayor suma de felicidad posible». Esa es la meta: proporcionarle a todo nuestro pueblo la mayor suma de felicidad posible. Desde ese punto de vista es necesario que nosotros continuemos trabajando para lograr un sistema económico productivo que nos permita distribuir de manera igualitaria y equitativa la riqueza nacional, que nosotros continuemos, por ejemplo, profundizando, ampliando la aplicación de la Ley de Tierras para entregar tierras a los campesinos, para entregar tierras a los que la trabajan y para acabar con el latifundio en Venezuela. Esa es una responsabilidad de nosotros.

De manera tal que debemos acelerar y profundizar la eficacia de nuestras instituciones, por ejemplo: el Banco de la Mujer, acelerar la entrega de créditos a las mujeres para que se incorporen a la actividad económica productiva y vayan saliendo de la pobreza; el Banco del Pueblo: incrementar la entrega de créditos para el mismo fin, profundizando la democracia económica; los presupuestos asignados para la educación, para la salud, debemos continuar optimizando los resultados, debemos acelerar aún más el programa de las Escuelas Bolivarianas para que todos los niños tengan acceso a educación de calidad gratuita y obligatoria, debemos continuar mejorando los programas de salud en los hospitales, en los ambulatorios, la medicina preventiva para que todo nuestro pueblo, para que toda nuestra sociedad tenga acceso a los servicios de salud y puedan tener una vida sana y digna; debemos continuar mejorando, acelerando los programas de vivienda digna para el pueblo porque ese es uno de los dramas más graves que sufre el pueblo venezolano; la falta de viviendas dignas, la falta de escuela, la falta de liceos, de universidades para los jóvenes pobres y de las clases medias y de las clases populares, mejorando las universidades, las escuelas técnicas, la escuela preparatoria, mejorando la calidad de la educación. Esa es una responsabilidad suprema, no podemos esperar para mañana, no podemos andar a salto de mata entre una amenaza de golpe y una amenaza de paro, no podemos permitir que el tiempo se nos distraiga en eso, además de que tenemos que estar listos para defender la Revolución de cualquier amenaza sea cual sea, estamos obligados a avanzar, a profundizar en todos los programas sociales, en todos los proyectos económicos a nivel nacional, a nivel regional, a nivel local; el desarrollo humano integral, la alimentación, el apoyo a la agricultura, la lucha contra la inflación es una responsabilidad de todos nosotros los que gobernamos o estamos en función de Estado; la lucha contra la fuga de capitales, contra la corrupción y la ineficacia, contra el contrabando que hace tanto daño a la producción nacional; debemos continuar luchando por recaudar los impuestos que haya que recaudar para darle mayor solidez al presupuesto nacional y con ello a los planes de desarrollo integral, no podemos dejarnos distraer, en fin. La Asamblea Nacional debe, en mi criterio, acelerar también el paso para aprobar leyes que hoy en día son ya una deuda con el pueblo como por ejemplo la Ley de Seguridad Social, eso no aguanta más tiempo, eso tenemos que aprobarlo este año en la Asamblea Nacional, señores diputados, señoras diputadas de la Revolución. Y muchas otras leyes que hacen falta para continuar profundizando la Revolución, es decir profundizado la aplicación de la Constitución Bolivariana es nuestra principal tarea, profundizar la revolución, profundizar la aplicación de la Constitución y al mismo tiempo debemos estar pendientes de las amenazas de los que pretenden romper el camino constitucional, ellos no podrán hacerlo hagan lo que hagan. Nosotros no podemos fallar en el impulso de la justicia, de la dignidad y de la vida mejor para todos ustedes, para todos los venezolanos y para todas las venezolanas, es un compromiso supremo, ese mi llamado principal a los dirigentes populares, a los dirigentes de la maquinaria del Gobierno, de las maquinarias políticas y de las maquinarias sociales.

Yo por mi parte se lo comentaba al gobernador de Lara esta mañana, el comandante Luis Reyes Reyes, le comentaba que estoy decidido a que ahora mismo en el mes de octubre y noviembre y diciembre para terminar el año le demos impulso al plan del poder popular, participativo y protagónico, el Plan de las cinco Ps; estoy decidido a impulsar ese programa, a impulsar ese proyecto para que el pueblo cada día siga tomando espacios de poder porque en la democracia bolivariana el poder no es de Chávez, el poder no es de los gobernadores, el poder no es de la Asamblea Nacional, el poder debe ser cada día más del pueblo venezolano, ese es el verdadero sentido de esta Revolución y cuando hablo de poder me refiero al poder como instancia general, no solo el poder político sino también el poder económico, el pueblo cada día debe ser dueño de la economía popular, de la economía social, de la economía productiva; al pueblo hay que hacerlo propietario de la tierra, de las fábricas, del capital para que con ello el pueblo pueda cumplir la tarea que tiene que cumplir, construir la República con igualdad de oportunidades. Nosotros no podemos permitir que las élites sigan manejando el poder económico o político o lo que sea, no. Este es un proyecto de transformación de estructuras económicas y por tanto, como está señalado en la Constitución, hacia allá debemos marchar, el pueblo debe ser el dueño de la tierra donde habita, por eso debemos acelerar también la entrega de los títulos de propiedad a los habitantes de los barrios populares y de las urbanizaciones populares de Venezuela. No podemos aguantar eso más tiempo; entrega de tierras, entrega de créditos, apoyo científico y tecnológico, profundizar las escuelas bolivarianas, los liceos, las universidades, las escuelas técnicas, entrega de títulos de tierra, construcción de viviendas especialmente por la vía de la autoconstrucción de viviendas porque el pueblo sabe hacer viviendas. ¿Ustedes saben hacer viviendas?

Multitud: ¡Sí!

Presidente Chávez: Claro. El pueblo puede hacer su propia vivienda y el Gobierno debe darle el apoyo suficiente para que lo haga, no hace falta que grandes empresas privadas le construyan las viviendas al pueblo. El pueblo mismo debe hacerlo y puede hacerlo, solo así podremos avanzar con la rapidez necesaria sino no podremos hacerlo. Así que lo que nos queda es por una parte defender la revolución, defender la Constitución en todos los terrenos en los que seamos obligados a hacerlo, esa es una obligación suprema de todos los días pero una obligación mucho mayor que la defensa es la ofensiva, es el ataque.

No hay defensa sin ataque, no hay posibilidad de defensa sin ataque, no hay posibilidad de ganar una batalla si no se tiene un plan de ataque, nadie gana una batalla de defensa en defensa; nosotros no vinimos aquí para defendernos, nosotros vinimos aquí para ir a la ofensiva y conquistar el futuro y transformar a Venezuela; nosotros estamos aquí para decirle al mundo que hemos decidido ser libres, nosotros estamos aquí para decirle al mundo que hemos decidido vivir en democracia verdadera, nosotros estamos aquí para decirle al mundo que hemos decidido vivir con dignidad y estamos aquí para decirle al mundo que de ese camino no nos apartará nada ni nadie. Estamos aquí para cantar victoria, estamos aquí para rememorar la victoria de abril y estamos aquí también para anunciar nuevas victorias porque nuestro camino está señalado, el camino de la lucha por una parte y el camino de las grandes victorias que hemos comenzado a escribir en las páginas del siglo XXI para gloria de Venezuela, para gloria de los pueblos de este continente y para gloria de todos los que luchan en el mundo por la justicia, por la paz verdadera, por la dignidad, por la igualdad, por la vida.

¡Que viva la vida! ¡Que viva la justicia! ¡Que viva la democracia! ¡Que viva la revolución bolivariana! ¡Que viva el pueblo venezolano!

Hoy hemos escrito una página más de la historia política del comienzo del siglo. Aquí está el pueblo venezolano en la avenida Bolívar, en la avenida Universidad, en la avenida Fuerzas Armadas, en el Paseo Vargas, en la plaza O’Leary, en la avenida Sucre. El pueblo venezolano desbordó a Caracas, el pueblo venezolano está aquí de pie con su bandera en alto, con su dignidad. El que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga. Un abrazo de victoria, un abrazo de revolución, un abrazo de esperanza, un abrazo de amor, un abrazo de futuro, un abrazo de fe. Un abrazo de vida y de victoria queridos amigos y queridas amigas. Qué grande son ustedes, qué inmensos son ustedes, qué valerosos son ustedes. ¡Que viva el pueblo! ¡Que viva Venezuela unida! ¡Que vivamos en paz! ¡Pidámosle a Dios Padre Creador y pidámosle al Cristo Redentor de los pueblos que nos siga acompañando por este camino que es el camino que señaló Jesús de Nazaret, el camino, el reino de los cielos pero en la tierra, el camino de la vida. Pidamos a Dios por los que murieron durante las jornadas de abril, pidamos a Dios por la vida de todos, pidamos a Dios y rindamos tributo a los mártires del pueblo, a los que dieron su vida por Venezuela y sigamos nosotros dispuestos a batallar con la nuestra por la vida de la patria, por el futuro de la república.

¡Dios guarde a Venezuela para siempre!

¡Dios guarde al pueblo bolivariano para siempre! Y ¡adelante! ¡Lo que ha de ser que sea! A la lucha, a la batalla, a la ofensiva y a la victoria que es nuestro camino y es nuestro destino.

¡Gloria al bravo pueblo!

Multitud: ¡Que el yugo lanzó! ¡La ley respetando la virtud y honor!

Presidente Chávez: ¡Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó!

Multitud: ¡La ley respetando la virtud y honor!

Presidente Chávez: ¡Vamos, arriba!

Multitud: ¡Abajo cadenas, abajo cadenas! ¡Gritaba el señor! ¡Gritaba el señor!

Presidente Chávez: ¡Vamos, vamos todos. ¡El pobre en su choza libertad pidió!

Multitud: ¡A este santo nombre tembló de pavor, el vil egoísmo que otra vez triunfó!

Presidente Chávez: Arriba. Arriba las banderas. Vamos, arriba las banderas por la patria y por la vida.

Multitud: ¡El vil egoísmo que otra vez triunfó!

Presidente Chávez: ¡Que otra vez triunfó! ¡El vil egoísmo que otra vez triunfó! Vamos.

Multitud: ¡Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó!

Presidente Chávez: ¡Fuerte!

Multitud: ¡La ley respetando la virtud y honor! ¡Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó! ¡La ley respetando la virtud y honor!

Presidente Chávez: ¡Viva el pueblo! ¡Viva la patria! ¡Viva la revolución! ¡Viva la paz! ¡Un abrazo a toda Venezuela, hermanos!

Multitud: ¡Chávez! ¡Chávez! ¡Chávez! ¡Chávez amigo, el pueblo está contigo! ¡Chávez amigo, el pueblo está contigo! ¡Chávez amigo, el pueblo está contigo!

Protocolo: Y así concluye esta transmisión del Ministerio de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela y la Red Nacional de Radio y Televisión.